18.7 C
Albarracín
domingo, 18 agosto 2019

Sierra de Albarracín: Toda la Info sobre los Pueblos, la Historia y la Cultura

Recorrer la Sierra de Albarracin, en Teruel, es en cierta forma hacer un viaje en el tiempo. Y no solo porque su estilo de vida rural y tranquilo se ha conservado hasta hoy.

Fotografía de la Sierra de Albarracin

Nuestros antepasados prehistóricos ya se dieron cuenta del valor de esta sierra. Así lo prueban las pinturas rupestres que se encuentran en el Parque Cultural de Albarracín. Las personas aficionadas a la historia tienen mucho más en lo que recrearse en los pueblos de la Sierra de Albarracin.

El turismo arquitectónico y cultural es una de las principales actividades en Albarracin. Los romanos también se instalaron aquí y dejaron como legado un acueducto excavado en la roca. Más tarde los árabes se asentaron en la zona. De hecho, el nombre de la región se lo dio la tribu de los Ibn-Racin, que se independizó del Califato de Córdoba.

Albarracín puede decir con orgullo que durante casi un siglo fue un reino taifa independiente. En 1170 Albarracín se convierte en un Señorío Independiente. En 1300 pasa a ser parte de Aragón después de haber sido conquistada en 1285. Este pasado de luchas y batallas se refleja todavía hoy en las murallas del pueblo de Albarracín.

Pueblos de la Sierra de Albarracin, Teruel, Aragón.

La Sierra de Albarracin es una comarca que pertenece al suroeste de la provincia de Teruel, en Aragón. La comarca de Albarracín, en Teruel, está formada por 25 municipios:

Albarracin, Bezas, Bronchales, Calomarde, Frías de Albarracín, Gea de Albarracín, Griegos, Guadalaviar, Jabaloyas... Monterde de Albarracín, Moscardón, Noguera de Albarracín, Orihuela del Tremedal, Pozondón, Ródenas, Royuela... Rubiales, Saldón, Terriente, Toril y Masegoso, Torres de Albarracín, Tramacastilla, Valdecuenca, El Vallecillo y Villar del Cobo.

La zona apenas alcanza los 5.000 habitantes, lo que la convierte en una de las regiones más despobladas de Europa. Su capital, Albarracín, sólo tiene 1.000 habitantes que llevan una vida tranquila y apacible. Es una sierra muy dedicada al turismo y a las actividades de aventura, con hoteles y alojamiento en casi todos los pueblos.

ALBARRACÍN

Albarracín es uno de los pueblos más hermosos de España. Con un casco histórico absolutamente espectacular, y a 1182 metros de altura, fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1961. En la actualidad, la UNESCO ha propuesto que sea declarado Patrimonio de la Humanidad. Ciudad amurallada y con una gran historia por las muchas civilizaciones que han vivido allí, entre las más importantes la bereber, a la que debe su nombre, hay mucho que ver y disfrutar. Sus calles empedradas y empinadas, sus hermosos edificios, las imponentes murallas, la Catedral, el Palacio Episcopal y su Ayuntamiento, constituyen una visita turística de primer nivel.

En otoño no hay que perderse poder degustar la gran variedad de setas silvestres, fruto de un clima lluvioso, y recogidas en unos bosques absolutamente fascinantes.

BEZAS

Situado a 1005 de altitud, este pequeño pueblo de la serranía de Albarracín tiene una extensión de 26 km2 y tan sólo cuenta con una población de 74 habitantes. Ubicado en las laderas de la Sierra, llama la atención el color rojizo de las montañas. Además, este espacio montañoso, cubierto de pinos, tiene una gran importancia cultural ya que se han descubierto importantes muestras de pinturas rupestres. A tan sólo 3 km del pueblo se puede encontrar el Centro de Interpretación de Donarque, que informa y orienta a los visitantes en su visita al Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno, uno de los principales atractivos del pueblo, con pino rodeno único, y donde se puede observar el vuelo de las aves como el águila real y el halcón peregrino.

BRONCHALES

Para muchos, resultará familiar el nombre, por el agua mineral embotellada de Bronchales. Efectivamente, su origen está en este pueblo, que cuenta con muchas y extraordinarias fuentes naturales con agua de altísima calidad y muy saludable. Bronchales es una pequeña localidad de la Sierra de Albarracín, con 472 habitantes censados. Este pequeño y hermoso pueblo es conocido por su bosque de pinares de Rodeno, que está considerado como uno de los mejores conservados en España. Para muchas familias de localidades cercanas de Aragón, incluso de la Comunidad Valenciana, Bronchales es el pueblo elegido para pasar largos y tranquilos días de vacaciones rodeados de naturaleza.

CALOMARDE

Para los amantes del senderismo y la naturaleza en estado puro, cualquier pueblo de la Sierra de Albarracín es muy recomendable, pero en particular, Calomarde. Este pequeño y pintoresco pueblo, con no más de 80 habitantes, ofrece una ruta turística excepcional y unos paisajes increíbles. La ruta del Barranco de la Hoz, a las afueras de la localidad y muy bien señalizada, discurre por el Cañón del Río Blanco, afluente del río Guadalaviar, en un camino totalmente remodelado y de fácil y cómodo acceso. También se puede visitar la espectacular Cascada Batita de Calomarde, lugar favorito de muchos turistas que desean pasar unas horas de paz, y que el tiempo se detenga durante algunas horas.

EL VALLECILLO

Esta localidad, a 1421 metros por encima del nivel del mar, y al margen derecho del río Cabriel, goza de un paisaje de montaña poblado de pinos y enebros. Entre su entorno natural cabe destacar el Salto del Molino de San Pedro del río Cabriel y el Mirador de los Ojos de Cabriel, un mirador a las afueras del pueblo que permite disfrutar de un paisaje absolutamente espectacular. En su casco urbano destacan la Iglesia de la Santísima Trinidad, construida en el siglo XVIII y con decoraciones interiores decimonónicas, la Ermita de San Pedro, del siglo XVI, y la Masía de San Pedro. En su término municipal resulta muy interesante visitar la cueva de la Hubriga, en la que han aparecido restos de la época neolítica.

FRÍAS DE ALBARRACÍN

Pequeño y hermoso pueblo, situado en la ladera del Cerro del Castillo, en la que diversas excavaciones han descubierto un poblado del año 1520 a. C. Su entorno natural es precioso, y destacan La Peña Rubia, el Cañón de la Hoz y la Cueva del Diablo, para los aficionados al senderismo y a los grandes descubrimientos que brinda la naturaleza. Frías de la Hoz es conocido, además por las fuentes de agua, siendo la Fuente del Berro y la Fuente del Buey las más visitadas, aunque hay muchas más. Estas fuentes disponen de merenderos y entornos de recreo para poder disfrutar de una jornada de relax y de almuerzo en un entorno natural único.

GEA DE ALBARRACÍN

Situado en plena Sierra de Albarracín y bañado por el río Guadalviar, ,comparte el paisaje protegido de los Pinares de Rodeno con los municipios vecinos de Albarracín, y Bezas.   Los visitantes podrán disfrutar de un paisaje de pinares únicos, y con un poco de suerte, ver parte de su fauna: zorros, liebres y ardillas en este bosque típico mediterráneo. Este pequeño pueblo tiene, además, un interesante patrimonio arquitectónico, entre el que destaca la Iglesia del Carmen, del siglo XVIII y estilo barroco, el magnífico Convento de los Carmelitas Descalzos, del siglo XVII, la ermita de San Roque y el Portal de Teruel.

GRIEGOS

Este pequeño pueblo es uno de los más altos de toda España, y también es conocido como el pueblo más frío. Enclavado en el paraje natural de los Montes Universales, su entorno es de una belleza excepcional. Del patrimonio histórico del pueblo destacan tres construcciones en la población, la iglesia de San Pedro, la ermita de San Roque y el Pairón de San Antonio Abad. Uno de sus más destacados atractivos para los visitantes es la amplia oferta de actividades deportivas y de relax en entornos naturales únicos. Frondosos bosques, dehesas para el pasto de animales y extensos campos de cultivos de cereales, transportan al visitante a un entorno rural de otra época.

Además, para los más deportistas, merece la pena entrenar en sus nuevas pistas de esquí de fondo o practicar senderismo por sus bosques. Descubriremos que aún quedan restos celtíberos y trincheras de la Guerra Civil. En Griegos hay mucho que ver y disfrutar.

GUADALAVIAR

Es la población más occidental de la Sierra de Albarracín, por lo que se encuentra junto a los límites de las provincias de Guadalajara y Cuenca. El pueblo está situado a los pies de la Muela de San Juan, dentro de la Reserva Nacional de caza de los Montes Universales. Esta bonita comarca destaca por sus buenos pastos por las abundantes lluvias, para alimentar al tradicional ganado trashumante, principalmente la oveja. En invierno la ganadería se desplazará a Andalucía. Se trata del pueblo con mayor número de ganado trashumante en nuestro país. Es un lugar idóneo para descansar en alojamientos rurales espléndidos y disfrutar de sus bosques de pino silvestre. Ciervos, jabalíes, zorros y multitud de aves rapaces son la fauna más habitual en esta zona.

JABALOYAS

Es un pueblo que, según muchos que ya lo han visitado, tiene unos magníficos parajes llenos de aromas a bosque y campo, y en el que se respira total y absoluta tranquilidad. Con una población de 85 habitantes durante todo el año, posee una pedanía, Arroyofrío, donde lo más destacable es el Monte Javalón, donde se halla la ermita de San Cristóbal, patrón del pueblo, justo en la cima, para poder disfrutar de unas vistas increíbles. Todos los 10 de julio se hace la tradicional Romería a San Cristóbal, una de las tradiciones más antiguas del lugar. Tiene un patrimonio histórico y artístico interesante: la Casa de la Sierna, con una fachada gótico-renacentista del siglo XV; la Casa de los Diezmos, del siglo XVI y rehabilitada, y la Fuente de la Canal.

MONTERDE DE ALBARRACÍN

Bonito pueblo con un entorno natural incomparable, ya que sus bosques y montes acogen la mayor extensión de sabinas (de la familia de los arbustos juníperos) de toda Europa. Esta comarca destaca, pues, por su singularidad en lo que se refiere a la botánica, con un alto valor natural y paisajístico. En el casco urbano, el visitante podrá contemplar la Iglesia Parroquial, del siglo XVII, rodeada de bellos parajes: la Fuente de la Sierra, la Cueva del Hierro o el Barranco de la Hoz, entre otros. Cabe destacar también la ermita de San Roque y la ermita del Carmen.

MOSCARDÓN

Pequeño pueblo de paisaje excepcional, rico en fuentes de agua pura y saludable. Disfrutar del aroma a campo y de las increíbles vistas no dejará a nadie indiferente. Tiene un interesante patrimonio arquitectónico dentro del casco urbano: la Iglesia de San Pedro Apóstol, del siglo XVIII, y el edificio del Ayuntamiento. La iglesia tiene una torre con campanario, con un excelente mirador sobre la sierra. El entorno natural tiene un gran interés para el senderismo o el paseo tranquilo y sosegado. Las fuentes del Barranco de Olaya, Tubila, y de la Muela, o el Arroyo de Masegar. Como todos los pueblos de la Sierra de Albarracín, bien merece una visita para disfrutar de la naturaleza en estado puro.

NOGUERA DE ALBARRACÍN

Para los amantes de la botánica, Noguera de Albarracín es, sin duda, uno de los pueblos de la Sierra de Albarracín que harán las delicias de cualquier estudioso de la flora autóctona. Su gran riqueza y diversidad botánica, que disfruta de un excelente estado de conservación, hacen que una visita de ocio merezca siempre la pena. Sólo en dos barrancos de este municipio se han catalogado unas 1. 100 especies. Noguera de Albarracín resulta también ideal para realizar actividades de senderismo o bicicleta. También se puede practicar el senderismo y la escalada de paredes. Si decidimos visitar este hermoso pueblo a finales de septiembre, nos encontraremos con la grata sorpresa de unas fiestas patronales llenas de colorido: procesiones, corrida toros y rondalla, con los trajes típicos turolenses.

ORIHUELA DEL TREMEDAL

Este hermoso pueblo merece una visita, tanto cultural como de senderismo y naturaleza, para poder disfrutar del aire libre y de entornos naturales únicos. Entre su patrimonio histórico y arquitectónico destacan la iglesia parroquial de San Millán de la Cogolla, la Casa Consistorial, el Santuario de la Virgen del Tremedal y la Fuente del Gallo, el buque insignia de este bonito municipio. Para quienes deseen sumergirse en la naturaleza, nada mejor que estancias al aire libre en el Campamento Montes Universales, y para los aficionados al senderismo, existen múltiples rutas y senderos que nos acercan, como en cualquier comarca de la Sierra de Albarracín, a bosques y paisajes en estado puro.

POZONDÓN

Este encantador pueblo, con sus casas de tejado rojo, sus muros de mampostería y sus fachadas encaladas, se sitúa al pie de la sierra de Albarracín, a 1497 metros de altitud, aunque está enclavado en una llanura. En el casco urbano, el visitante puede encontrar construcciones históricas de interés: el torreón de “El Burro”, posiblemente parte de lo que fue una fortaleza, la iglesia, y el Ayuntamiento característico de estos pueblos, con lonja de dos arcos. La iglesia conserva retablos de los siglos XVII y XVIII. Destacan también las ermitas de la Virgen de los Ángeles, la de San Roque, con retablos dedicados a San Abdón, San Senén y los Santos de Piedra, que son los patronos del pueblo. Sin duda, este pueblo resultará todo un descubrimiento para quienes sean aficionados a la búsqueda de ermitas y construcciones religiosas.

RÓDENAS

Con unas construcciones impresionantes a base de mampostería, este pueblo de apenas 80 habitantes, es digno de visitar por sus idílicos paisajes y su rico patrimonio arquitectónico. Dar un paseo por sus calles es una experiencia única, por sus casas se singular belleza, con sus forjas labradas con mimo en ventanas y puertas, que conforman un paisaje rural que nos trasladará a otras épocas. Sus casas señoriales como la Casa del Olmo o la de los Julianes, y un interesante aljibe de origen musulmán, así como un espectacular palomar del siglo XII, son lugares dignos de visitar. En los alrededores, merece mucho la pena visitar sus cumbres de arenisca rojiza con diferentes plataformas naturales, que ofrecen un paisaje, según los viajeros “extraño”, pero al mismo tiempo único y espectacular.

ROYUELA

Este pueblo disfruta de un paisaje boscoso que, en lugar de pinares, tiene sabinares de gran importancia a nivel internacional por su perfecta conservación. Con una flora única y singular, cuenta con dos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), los Sabinares de Saldón y Valdecuenca, y los Cuadrejones – Dehesa del Saladar, así como la Sabina monumental (12 metros de altura) situada en un paraje conocido como “Las Fuentecillas”. Entre los edificios de interés histórico del pueblo, destacan la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, del siglo XVI y construida en preciosa mampostería, la Casa Consistorial, que data de 1659, y el Monasterio de los Trinitarios, fundado por la Orden de los Trinitarios. Debido a excavaciones arqueológicas de hace un par de décadas, se han encontrado restos del claustro y de la iglesia original.

RUBIALES

Es uno de los pueblos más tranquilos y con menos habitantes de la Sierra de Albarracín. Disfrutar de su entorno natural y de su tranquilidad está absolutamente garantizado. Situada a los pies de la Sierra de Peñaredonda, esta localidad, además de su valor paisajístico, destaca por la Iglesia Parroquial de la Asunción, del siglo XVIII. Aunque no se trata de un edificio histórico, merece la pena visita al lavadero del pueblo. Por su más que singular decoración, los vecinos se sienten muy orgullosos y afirman que no hay otro lavadero tan hermoso como éste.

SALDÓN

Un paraíso para cualquier visitante, es el pueblo con menos habitantes en toda la comarca de la Sierra de Albarracín. Merece la pena visitarlo y disfrutar de sus paisajes naturales. Esta visita no nos decepcionará porque disfrutaremos de toda la tranquilidad del mundo. Destacan, en su casco urbano, la iglesia de la Asunción, del siglo XVI, uno de sus atractivos turísticos más importantes. Los paisajes de Saldón son, sin duda, bastante impresionantes para el viajero amante de los entornos naturales: El Piejo, las Fuentes del Morisco, la Majadilla etc. Aunque, como en toda la Sierra de Albarracín, destacan los bosques de sabina, los más importantes de Europa.

TERRIENTE

Situado en el enclave de los Montes Universales, Terriente disfruta de increíbles paisajes, formados por bosques de pino y de fuentes de agua. Para los aficionados al senderismo y a las experiencias en plena naturaleza, este alto en el camino no puede faltar en la Sierra de Albarracín. Su plaza ovalada, de influencia barroca, conforma el casco urbano de este pueblo de tradición ganadera. Predominan las casas construidas a base de mampostería, que dan un aire rústico y a la vez señorial al pueblo. Entre los lugares de visita, destaca su Casa Consistorial, construida en el siglo XVI, que dispone de un balcón corrido en su piso superior.

TORIL Y MASEGOSO

Este pequeño pueblo, con apenas 30 habitantes, tiene mucho que ofrecer al visitante. Con una altitud de 1490 metros sobre el mar, su entorno natural es uno de sus principales atractivos. Cuenta con edificios de interés arquitectónico en el casco urbano, tales como la Iglesia de San Abdón y San Senén, de los siglos XVI y XVII, y la Iglesia de Masegoso, del siglo XVII. En los alrededores del pueblo, los parajes naturales son bellísimos, y son destacables la Fuente el Prado, la Balsa Cañigal y la Fuente Vieja. Hay que destacar la existencia de pinares para dar un buen paseo en plena naturaleza.

TORRES DE ALBARRACÍN

Torres de Albarracín está situado en el valle del río Guadalaviar. Tiene unos paisajes de ensueño, con grandes pinares, sabinares, y una extensa huerta. Como en otros pueblos de la Sierra de Albarracín, merece la pena contemplar los sabinares. De hecho, el Pino de la Mina, es un soberbio y altísimo ejemplar de pino rodeno. En cuanto a su patrimonio cultural, destacan la Iglesia Parroquial de San Miguel, del siglo XVII y con mampostería de rodeno, la Ermita de San Roque, la Casona Villarejo, bonita casa solariega, y la Ferrería de Torres de Albarracín, construida en 1648.

TRAMACASTILLA

Tramacastilla es un pueblo pequeño y tranquilo situado en el margen izquierdo del río Guadalaviar. Como todos los pueblos de la Sierra de Albarracín, disfruta de maravillosos parajes naturales, aptos para los senderistas, que pueden recorrer extensos bosques, cañones y barrancos, y disfrutar de los árboles más típicos: sabinares, encinares y coníferas. La leyenda dice que fue precisamente en este pueblo donde Don Pero Gil, un caballero de El Cid, saltó el río de un lado a otro y se libró de la persecución de los musulmanes, precisamente en Barrancohondo, una de las rutas propuestas para realizar actividades de senderismo. A esta zona se la conoce como El Salto de Pero Gil. Hay muchos más senderos y cuevas de las que disfrutar que resultan absolutamente impresionantes. En el casco urbano destaca la Iglesia Parroquial de Santa Ana, del Siglo XVII, que preside todo el pueblo y aunque fue desmantelada durante la Guerra Civil, aun conserva forjas y otros detalles de interés para el viajero.

VALDECUENCA

Situada al pie de la Sierra de Albarracín, esta encantadora localidad cuenta, en sus inmediaciones, con restos arqueológicos así como pinturas rupestres, que atestiguan las poblaciones tan antiguas que vivieron en este pueblo. Sus paisajes son también parte de su encanto, como en toda la Sierra. Frondosos bosques harán las delicias de los más aficionados al senderismo. Destacan el Puerto de Valdecuenca y el Barranco Melero. Su casco urbano alberga algunos edificios de interés, entre los que destacan la Iglesia Parroquial de San Nicolás, de mediados del siglo XVI, la Ermita de San Roque, del siglo XVII y de estilo gótico, y la Ermita de la Purísima, también del siglo XVII.

VILLAR DE COBO

Situada junto al río Guadalaviar, esta población, situada en los Montes Universales y al pie de la Muela de San Juan, está rodeada de extensos pinares que llegan hasta el casco urbano. Su entorno es un reconocido coto de caza de codornices y de pesca de trucha. En su casco urbano, merece la pena visitar la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, con su imponente campanario, del siglo XVI y de estilo renacentista, y aunque parezca algo tétrico, visitar el cementerio vale la pena. Fue restaurado, y conserva lápidas del siglo XVIII en perfectas condiciones, y algunas son bastante peculiares.

Naturaleza en la Sierra de Albarracin

Desde el punto de vista natural Albarracín es una zona privilegiada, perfecto para el turismo familiar y deportivo. Sus sierras alcanzan los 2.000 metros de altura y son el lugar de nacimiento de ríos como el Tajo. Debido a su clima, frío y lluvioso en invierno y fresco en verano, abundan los bosques y los pastos. La comarca atesora varios puntos y rutas de interés natural y cultural que no se deben dejar de visitar. El Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno es un bosque asentado sobre una zona de piedra arenisca de color rojizo.


Desde donde se pueden hacer varias rutas viendo pinturas rupestres. El contraste de los colores, junto con las caprichosas formas que el tiempo ha dado a las rocas, transportan al visitante a otro mundo.

Fotografia de Pinares de ordeno en Albarracín

La naturaleza de la Sierra es perfecta para el turismo de aventura, con rutas de senderismo, ciclismo, escalada boulder, BTT, kayak, etc.

Economía de la zona a lo largo de los años

Los sectores económicos que predominan en la Sierra de Albarracín en el año 2017 son principalmente el turismo y la industria maderera. También se mantienen otros sectores como la ganadería y la agricultura, aunque estos han experimentado un descenso al igual que en el resto del país.

El turismo slow rural o cultural y arquitectónico ha sido un elemento clave en el desarrollo de toda la Serrania. En los últimos años han sido numerosos los pequeños hoteles y casas rurales que han surgido en la zona. También empresas de turismo activo ofrecen sus servicios a los turistas más aventureros.

Aún así, en la Sierra de Albarracín podemos hablar de un turismo sostenible sin excesos ni guerras de precios, lo que ayuda a que todos, ciudadanos y turistas sigan disfrutando de los pueblos, ciudades y entornos naturales que ofrece el pueblo y el monte de Albarracín, sin someterse a los problemas que generan las aglomeraciones. Según Antonio Jiménez, gerente de la Fundación Santa María de Albarracín, “el principal recurso de Albarracín no es el turismo, sino el patrimonio”.

Partiendo de esta premisa, albarracín ha conseguido un equilibrio excelente entre sostenibilidad y turismo.

Ganadería, agricultura, forja e industrial textil

Antiguamente las principales actividades económicas eran la ganadería, la industria textil, la agricultura y la herrería, además de la extracción forestal. La industria industria textil llegó a dar trabajo a una gran parte de la población, tejedores, sastres y cardadores trabajaban la lana en bruto que era exportada países como Italia, Holanda o Francia.

Las herrerías también fueron un sector económico próspero, la existencia de hierro en la zona y la abundancia de madera, que servía para combustible, hicieron que esta actividad se desarrollara. Esta industria fue la más importante de Aragón durante el siglo XVI y XVII.

Respecto a la agricultura, aunque hay plantaciones de trigo y otras variedades, siempre ha representado un sector minoritario comparado con la ganadería. Normalmente se sembraban cereales para alimentar al ganado y para hacer pan, ya que las panaderías solo las podían encontrar en los pueblos más grandes.

Con todo ello vemos cómo los habitantes de la Sierra de Albarracín se han adaptado al medio a lo largo de la historia, aprovechando y respetando el medio natural para el desarrollo de la zona.

Nuevos sectores que surgen en la Sierra de Albarracín

Otro nicho o sector económico que ha surgido en los últimos años es la escalada en bloque o búlder, una modalidad de escalada sin cuerda que ha puesto Albarracín en el mapa para los miles de aficionados a este deporte en todo el mundo. Tanto es así, que ya han surgido varios negocios dedicados en exclusiva a este tipo de clientes, abriendo una nueva vía de negocio de turismo deportivo, que tan buenos resultados ha dado en otras ciudades cómo Benasque o Cantabria con el surf.

Gracias a todos estos sectores y el trabajo de mucha gente, Albarracín está consiguiendo frenar la despoblación atrayendo a gente joven que fija su hogar en la zona. Lamentablemente, esto no ocurre en el resto de la Comarca de Albarracín, que sufre una de las mayores despoblaciones de España.

Artesanía y forja: productos típicos

Al final de tu visita, nada mejor que llevarte un recuerdo del encanto de Albarracín. En Albarracín desde la antigüedad se ha trabajado la forja y la cerámica, dos elementos muy presentes en la arquitectura del pueblo.

Podemos distinguir tres formas distintas de trabajar la forja de hierro: cerrajería, rejería y utensilios del hogar y cocina. La cerrajería incluye picaportes, cerraduras y elementos decorativos de puertas y muebles, que todavía podemos observar por las calles de Albarracin. La rejería la observaremos en los cierres de balcones, ventanas y puertas, tanto en construcciones civiles como religiosas.

Los siglos XVI, XVIII y XIX fue la mejor época de la rejería de Teruel, con obras de grandes dimensiones y complejidad. Todavía hoy es habitual encontrar utensilios de cocina fabricados en forja en las casas de los pueblos de la Serranía. Aunque en la actualidad es difícil encontrar herreros que trabajen de forma tradicional, varios artesanos formados en la escuela-taller ciudad de Albarracín, siguen manteniendo viva la tradición haciendo de ella su medio de vida y de expresión artística.

Respecto a la cerámica, hay varios talleres en la actualidad que se dedican a la cerámica. Es habitual encontrar piezas en la arquitectura del pueblo, así como en las tiendas donde podrás adquirir algún recuerdo de tu visita. Al final de tu visita, nada mejor que llevarte un recuerdo de tu estancia de Albarracín. De la artesanía local destaca la forja y la cerámica, con los clásicos colores azul y verde de Aragón.

Y por supuesto no podemos olvidar la deliciosa gastronomía, que te puedes llevar a casa en forma de quesos, jamones, embutidos, patés...

Historia rápida de la Sierra de Albarracín

Recorrer la Serranía de Albarracin, en Teruel, es en cierta forma hacer un viaje en el tiempo. Y no solo porque su estilo de vida rural y tranquilo se ha conservado hasta hoy.

Tiempos antiguos

Nuestros antepasados prehistóricos ya se dieron cuenta del valor de esta tierra. Así lo prueban las pinturas rupestres que se encuentran en el Parque Cultural de Albarracín. Las personas aficionadas a la historia tienen mucho más en lo que recrearse en los pueblos de la Serranía de Albarracín.

El turismo arquitectónico y cultural es una de las principales actividades en Albarracin. Los romanos también se instalaron aquí y dejaron como legado un acueducto excavado en la roca. Más tarde los árabes se asentaron en la zona. De hecho, el nombre de la región se lo dio la tribu de origen bereber de los Banu Razin, que se independizó del Califato de Córdoba.

Albarracín puede decir con orgullo que durante casi un siglo fue un reino taifa independiente. La población se asentaba en el meandro que configura el río Guadalaviar, en torno al castillo, ocupando el espacio que va desde la Torre de Doña Blanca a la calle de la catedral. Con la llegada de los almorávides a Al-Andalus, Albarracín pasó a depender del reino de Valencia.

Más adelante, pasó a manos de la familia cristiana de linaje navarro de los Azagra, por cesión. Éstos hicieron de esta ciudad un Señorío Independiente de Castilla y Aragón desde 1170. En 1300 pasa a ser parte de la Corona de Aragón después de haber sido conquistada en 1285 por Pedro III de Aragón.

Anteriormente, en 1220, Jaime I fracasó en su intento de conquistarla. Este pasado de luchas y batallas se ve reflejado todavía en las murallas de la ciudad de Albarracin.

Historia contemporánea

Ya en tiempos modernos, durante la Guerra Civil Española tuvieron lugar numerosos combates entre los ejércitos republicanos y franquistas, cambiando el dominio de la ciudad en varias ocasiones. En julio de 1937 tuvo lugar un ataque republicano sobre la localidad, constituyendo el mayor enfrentamiento en la localidad durante la guerra.

El 8 de julio los republicanos lograron el control de la ciudad menos el Ayuntamiento y la Catedral, en los que se refugiaron militares y civiles. Los sublevados enviaron refuerzos y el 13 de julio lograron reconquistar la localidad y expulsar a las tropas republicanas.

Tradiciones y fiestas de la Serranía de Albarracin, Teruel, Aragón - España

A lo largo de la historia muchas fiestas tradicionales han ido desapareciendo mientras que otras han evolucionado con el paso del tiempo. Muchas de las fiestas se celebraban en julio ya que la lana era una de las riquezas de la comarca y el esquileo coincidía con esta fecha.

Las fiestas de Albarracín se celebran en septiembre. El día 8 se ofrece un homenaje a la patrona de la localidad Santa María de Albarracin y durante los días que dura la fiesta se celebran encierros verbenas y procesiones. Otras de las fiestas que se celebran en Albarracín son las hogueras de San Antón, durante la segunda quincena de enero y los Mayos, en el mes de mayo, donde se cantan coplas que exaltan la belleza femenina.

La festividad de San Roque también se celebra en muchos pueblos debido a la devoción que existe hacia este santo en toda la Serranía. Por supuesto cada pueblo de la Sierra tiene sus propias fiestas. Prácticamente puedes estar todo el verano recorriendo la Sierra de Albarracín a través de las fiestas de los pueblos.

Sí que se conservan en casi todos los pueblos las tradicionales corridas de toros, además, en pueblos como Frías, Albarracín, Orihuela, Guadalaviar y Villar todavía se celebran famosos encierros donde se acompaña a las vacas desde el monte hasta la plaza.

Clima en Albarracin, Teruel, Aragón - España

CONTENIDO RELACIONADO: Ver el tiempo en Albarracín


El clima en la Sierra de Albarracin presenta variaciones debido al terreno irregular con diferentes altitudes y orientaciones. Podemos diferenciar dos áreas la oriental y la occidental. Al occidental pertenecen los Montes Universales, caracterizados por un clima frío y húmedo, llegando a nevar en las zonas más elevadas y occidentales. Las zonas mas lluviosas son la vega del Tajo, Guadalaviar y Griegos.

No es de extrañar que en estas zonas se encuentren los principales nacimientos de ríos como el Tajo, Guadalaviar y Cabriel. Las temperaturas suelen descender de 0 grados y suele haber heladas durante casi todo el invierno. En el área oriental disminuye la altitud y las precipitaciones, ya que los vientos procedentes del oeste son más secos al llegar aquí.

Albarracín está situado a 1171 metros sobre el nivel del mar, con un clima mediterráneo de montaña y una temperatura media anual de 11 grados.

SÍGUENOS EN REDES

2,659FansMe gusta
2,207SeguidoresSeguir
204SuscriptoresSuscribirte

ÚLTIMOS POSTS

Fotografía de la Catedral de Albarracin por la noche

La Catedral del Salvador de Albarracín: testigo de la historia de Albarracín

Cuando te pierdes en las calles empinadas de Albarracín, esta pequeña y pintoresca ciudad medieval de la Provincia de Teruel, todo se convierte en...
Fotografía de la Casa de la Julianeta en Albarracín, Teruel.

La Casa de la Julianeta, la más fotografiada de Albarracín

Todo en Albarracín, invita a vivir una experiencia comparable a viajar al pasado. Y la Casa de la Julianeta es uno de esos lugares,...
Fotografía del Pueblo de Bezas

Bezas: Top8 Planes que Ver en Bezas (Sierra de Albarracín) y Alrededores

¿Tienes unos días libres para una escapada? ¿Quieres conocer un sitio que te permita disfrutar sin prisas de la naturaleza? Tenemos el sitio para...
Imagen de Viajar con mascotas a Albarracín

Albarracín con Perros y Mascotas, la Guía Pet-Friendly de la Sierra de Albarracín

¿Quieres venir a la Sierra de Albarracín pero crees que con tu perro puede ser un engorro? Deja de preocuparte, porque visitar Albarracín con...
Fotografía de 7 planes de otoño en la Sierra de Albarracín

Los 7 planes de otoño que te harán disfrutar de la Sierra de Albarracín...

El otoño suele ser una estación maravillosa para presenciar los cambios en la naturaleza. Y Albarracín un lugar perfecto para hacerlos, por eso hemos...

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.

viewed_cookie_policy, _gid,_ga,gdpr

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros con servicios, también garantes de tu privacidad, que analizan tus usos de navegación para que podamos mejorar los contenidos, los elementos compartidos en redes sociales y el formulario de comentarios.

DSID,IDE,CONSENT,NID,c_id,GPS,LD_R,LD_S,LD_T,LD_U,PREF,VISITOR_INFO1_LIVE,YSC,_ga,_gid,bkng
DSID,IDE,
CONSENT,NID
c_id
CONSENT,GPS,LD_R,LD_S,LD_T,LD_U,PREF,VISITOR_INFO1_LIVE,YSC,_ga,_gid