La Cascada de Calomarde (también llamada Cascada Batida o del Molino Viejo), es una invitación a los cinco sentidos, que nos lleva a escuchar los murmullos del Río Blanco, a apreciar el aroma de la lavanda y a ver paisajes y rutas de una belleza increíble.

Aquí te espera, la Cascada de Calomarde o del Molino Viejo, a pocos kilómetros del medieval pueblo de Albarracín, en Teruel, uno de los pueblos más bonitos de España.

Cómo llegar a la Cascada de Calomarde

Todo está pensado para que tus pasos te lleven hasta este maravilloso lugar, y si no son tus pasos, que sean las ruedas de nuestro vehículo. 😉

Porque partiendo desde Albarracín, simplemente deberás tomar la carretera que une los municipios de Calomarde y Royuela (carretera A1704).

Hay que coger el desvío hacia Royuela y la Vega del Tajo.

No tienes que preocuparte de nada.

El camino está super señalizado, y además la cascada batida se halla apenas a cinco minutos de la carretera, a pocos metros. Con área de aparcamiento señalizada.

Pero, como nos gusta facilitarte las cosas, aquí te dejamos un mapa con información y los puntos importantes, para que evitar que ocurra lo imposible, perderte.

Bella, sublime, misteriosa… así es la Cascada de Calomarde.

Esta cascada batida no es un simple salto de agua, porque cascadas existen muchas y cada una con sus particularidades.

Lo que la hace especial, es que no debes adentrarte profundamente en lugares casi inexpugnables. Ni atravesar rutas complicadas para llegar a admirar su belleza y su entorno. Un enorme salto de agua de unos 20 metros de alto, en el transcurso del Río de la Fuente del Berro.

El acceso está a tan solo 5 minutos andando desde el área de aparcamiento (punto de inicio del paseo).

Fotografía panoramica de la cascada de Calomarde (batida o del molino viejo)
Foto del Salto de la cascada de calomarde o del Molino Viejo en Primavera

Simplemente sales de la carretera donde te indica el mapa, estacionas el coche, y dando unos pocos pasos, ya empiezas el paseo.

Un paseo que te llevará por un camino natural precioso, en un corto recorrido casi de forma circular, que podrán disfrutar tanto grandes como pequeños.

Debido a su orografia, el camino no es accesible con sillitas infantiles ni sillas de ruedas.

Porque lo bueno de este recorrido en la Cascada de Calomarde es que su terreno es de una complejidad casi mínima para realizar turismo de senderismo en la comarca.

Los más pequeños de la familia disfrutan plenamente de estos paseos.

Dispones de un área recreativa con un pequeño mirador, donde recuperar el aliento, contemplar las vistas y comer algo en los merenderos, si el estómago te pide vitaminas.

Fotografia del acceso de la cascada de Calomarde
Ruta de acceso a la cascada batida de Calomarde

Calomarde, un pueblo que se niega al olvido

Si hay algo que caracteriza todo el territorio español, son sus pequeños pueblos, llenos de encanto y parajes naturales  y Calomarde no es la excepción.

Su nombre deriva de la nobleza, ya que es un homenaje a un ministro de finanzas del entonces rey Fernando VII.

Si te adentras en sus calles descubrirás la Iglesia de San Pedro Apóstol, del siglo XVII, que fue levantada sobre los restos de un antiguo templo, donde en sus paredes figuran antiguas lápidas romanas.

También existen otras ermitas como la de San Gil de Abad y la de San Sebastián.

Sobre el 19 agosto, no puedes perderte las fiestas en homenaje al patron de la localidad de Calomarde.

No falta la procesión con la imagen del santo por las calles, los concursos de disfraces para los más pequeños y las populares novilladas en la plaza de toros del pueblo.

A las afueras de Calomarde, podrás visitar en las inmediaciones la ruta  del Barranco de la Hoz, un puente natural de roca llamado “Puente del Toba” y el famoso «Molino de las Pisadas», con una curiosa historia detrás, donde los lugareños describen como uno de los parajes preferidos del diablo.

Tal vez se trata de puras leyendas, pero la belleza de sus paisajes enamoró al cineasta Terry George, quien eligió estos parajes para la filmación de su película “The promise”, nada más ni nada menos, con Christian Bale como protagonista.

Senderismo pides, senderismo tienes en Calomarde

La ruta del barranco de la Hoz o de las pasarelas es una de las mas famosas en la zona y la gente queda encantada.

Es apta para realizarla durante todo el año y junto a los pequeños de la familia, aunque en algún tramo haya que ir con cuidado.

En época invernal (octubre, noviembre, diciembre y enero) suelen formarse algunas placas de hielo que pueden complicar el acceso.

La mejor época es la primavera, después del deshielo o en el mes de junio, cuando el caudal es más espectacular.

Te dejamos un vídeo a continuación para que te hagas un idea de cómo es el recorrido:

Sin embargo, la ruta te llevará por unas pasarelas metálicas que te llevarán por un paisaje de ensueño, repleto de pequeños escondites en las rocas.

Todo el camino natural lo recorrerás alrededor del rio Blanco, de aguas cristalinas de alta montaña.

El paseo no presenta dificultad, es una ruta equipada con pasarelas seguras y modernas, donde en ciertas áreas, sobre todo el primer tramo, el sendero se vuelve una cornisa, desde donde se puede observar la majestuosidad del río.

Foto del Puente Natural de la Toba
Puente Natural de la Toba
Foto de las pasarelas de la ruta sobre el rio blanco a través de las rocas
Las pasarelas sobre el río Blanco.

Calomarde, pequeño pero encantador

¿Buscas una gran urbe? Este no es tu lugar.

Si buscas estar conectado las veinticuatro horas con tu móvil o tu ordenador, este no es tu lugar.

¿Estás buscando es puro barullo o jarana? este no es tu lugar.

Calomarde es el lugar para los que buscan desconectarse del ruido de las grandes ciudades.

Es el lugar para quienes encuentran en el senderismo un diálogo sincero con la naturaleza.

Una naturaleza que desborda de sabinas y pinos hasta llegar a la vegetación más típica de la ribera de esta región, como los chopos y sauces.

Detente en un alto de la rutas, ya sea de la Cascada Batida o del Barranco de la Hoz, y podrás escuchar los cantos entusiasmados de los mirlos y los zorzales, que compiten por la atención.

Si tienes suerte, tal vez puedas ver correr un ciervo o algun corzo.

Es un encuentro con la naturaleza único.

Fotografia del Barranco de la Hoz
Inicio de la ruta del Barranco de la Hoz desde Calomarde.

Tan único que no encontrarás chiringuitos pegados uno al lado del otro.

Solo naturaleza. Naturaleza en estado puro.

En las cercanías de la Cascada Batida hay un área recreativa con merenderos, donde podrás ubicarte para disfrutar de unos bocatas mientras contemplas el correr de las aguas del Río Blanco.

Aquí vale la pena detenerese.

Y disfrutar.

Y observar los restos de un molino medieval, que en otras épocas era amo y testigo del lugar.

Desde los miradores. Desde las pasarelas. Desde los merenderos.

Calomarde se entrega, sin pedir nada a cambio. Solo que disfrutes.

Dónde descansar en Calomarde

Después de una jornada tan activa, es necesario reponer energías.

Nada mejor que la tranquilidad del pueblo de Calomarde, la hospitalidad de sus gentes y la calidez de sus alojamientos turísticos.

Te dejamos el enlace con los alojamientos: Booking en Calomarde

Déjate seducir por el encanto de la tranquila naturaleza.

Calomarde, con su Cascada Batida y su Barranco de la Hoz lo hacen todo por ti.