Encaramado en un peñón, al suroeste de Teruel, Aragón, el pueblo de Albarracín ofrece a sus visitantes diversas opciones de entretenimiento, desde actividades deportivas, hasta visitas guiadas culturales por las casas y calles históricas de Albarracin.

Foto de casas y calles históricas de Albarracin
Vista panorámica de Albarracín

Con su arquitectura distintiva en tonos rojizos y ocres, y sus apretujadas callejuelas y escalinatas, caminar por Albarracín es una experiencia única que te transporta a otra época.

Visitar sus casas antiguas, sus calles emblemáticas y monumentos históricos, es un “must” para los viajeros que disfrutan de sumergirse en la cultural local.

Casonas típicas en Albarracín

Casa de la Julianeta

Fotografia de la Casa La Julianeta de Albarracin
Casa de la Julianeta, un icono de Albarracín.

Su arquitectura irregular la destaca del resto y la hace objeto de gran interés para los visitantes. Se puede contemplar en todo su esplendor desde el Portal de Molina, un marco perfecto para capturar esta casa tan peculiar.

La casa, construida en el siglo XIV, pareciera inspirada en el arte cubista, por sus intrincadas formas.

Actualmente, después de haber sido rehabilitada, es utilizada como taller artístico. Se ubica en la calle Santiago #19.

Casa Pérez y Toyuela

La casa Pérez y Toyuela es una parada obligatoria en tu viaje a Albarracín. Sus antiguos dueños se dedicaban al comercio de lana y a la ganadería.

Fotografia de la Casa de los Perez y Toyuela
Interior de la Casa de los Perez y Toyuela
Imagen de la Cocina antigua en la Casa Museo de los Perez y Toyuela en Albarracin
Cocina antigua en la Casa Museo de los Perez y Toyuela en Albarracin

En esta propiedad construida en el siglo XVII podrás apreciar los detalles arquitectónicos de la época y el estilo de vida de los habitantes de la zona. Muebles, utensilios de cocina y otros objetos al interior de la casona, te harán sentir que has viajado en el tiempo.

Esta casa se localiza en la calle Portal de Molina, en el #16. Para ver esta casa museo es necesario hacer una visita guiada con el Andador.

Casa de la Brigadiera

Convertido hoy en día en el hotel Albarracín, la casa de la Brigadiera alberga siglos de historia en ella. En el siglo XIX, el Brigadier José María Asensio de Ocón y su esposa, Joaquina Dolz del Castellar, fueron los propietarios.

Se ubica en el #2 de la calle Azagra.

Fotografía de la Casa de la Brigadeira en Albarracin
Parte trasera de la Casa de la Brigadeira en Albarracin

Casa de los Navarro de Arzuriaga

Conocida como la casa azul de Albarracín, esta casa histórica destaca de inmediato, en contraste con la uniformidad del resto de las construcciones, en su mayoría en tonos rojizos y ocres.

Imagen de la Casa de los Navarro de Arzuriaga en Albarracín
Casa de los Navarro de Arzuriaga en Albarracín
Imagen del cartel de la Casa de los Navarro de Arzuriaga en Albarracín
Cartel en la Casa de los Navarro de Arzuriaga en Albarracín

Su propietario en el siglo XVI fue el ganadero Pedro Navarro de Arzuriaga, y según se cuenta, el pintó la casa de color azul para complacer a su amada, que era originaria de Andalucía, y así no extrañara su lugar natal.

La casa azul se ubica también en la calle Azagra, en el #20.

Casa de los Monterde de Albarracín

Construida en el siglo XVII, desde la entrada podrás observar los detalles originales, como el peculiar picaporte con tres lagartos y el gran escudo.

Imagen del escudo de la Casa de los Monterde de Albarracín
Escudo en la puerta de la Casa de los Monterde de Albarracín
Imagen del Picaporte de la Casa de los Monterde de Albarracín
Picaporte de la Casa de los Monterde de Albarracín

Cuenta también con un pasaje abovedado que atraviesa la parte baja de la mansión.

Se ubica en la calle de la Catedral, en el #7.

Calles con encanto que recorren Albarracín

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor es el punto central del pueblo, en donde también encontrarás el Ayuntamiento. Su construcción se remonta al siglo XI.

Imagen de la Plaza Mayor de Albarracin
Plaza Mayor de Albarracin

Flanqueada por edificios medievales desde cuyos balcones se aprecia una excelente vista de la localidad, en esta plaza se respira el encanto puro de Albarracín.

La Calle Azagra

Conformada por construcciones llenas de historia, esta calle comienza en la Plaza Mayor y termina en la calle Bernardo Zapater. Un pasaje turístico que incluye edificios como la casa de la Brigadiera y la casa de los Navarro de Arzuriaga.

Imagen del cartel de la calle Azagra en Albarracin
Cartel de la Calle Azagra, en Albarracín

Calle Portal de Molina

Una típica calle estrecha, que debe su nombre a que en ella se encuentra el famoso Portal de Molina, sitio desde donde partía el camino hacia la ciudad Molina de Aragón.

Calle de la Catedral

En esta vía, la más importante durante el siglo X, se encontraba el único acceso en la muralla para entrar a la ciudad. Algunos de los sitios más emblemáticos de este poblado medieval se encuentran en este pasaje, como la casa de los Monterde, el Palacio Episcopal y la Catedral.

También cuenta con un mirador para apreciar las mejores vistas de la localidad y en particular, de la muralla.

Patrimonio cultural e histórico de Albarracín

Fotografía del castillo y la Catedral de Albarracín
Vistas al castillo y la Catedral de Albarracín
PARA VISITAR EL CASTILLO Y LA CATEDRAL ES NECESARIO CONTRATAR UNA VISITA GUIADA CON LA FUNDACIÓN SANTA MARÍA: IR A VISITAS GUIADAS EN ALBARRACÍN

El Castillo de Albarracín

Edificado sobre un peñasco, el Castillo del Albarracín fue declarado Monumento histórico-artístico, en 1931. Durante sus años de esplendor fue una imponente fortaleza.

Imagen del Castillo de Albarracín
Vista nocturna del Castillo de Albarracín

En años recientes ha sido restaurado para poder ser visitado por los viajeros, y se han rescatado importantes piezas que se exponen en el museo de Albarracín. Un testigo viviente de la época medieval, que fue prácticamente destruido en el XVIII, por la Guerra de Sucesión.

Torre de Doña Blanca

Es uno de los tres castillos del poblado, junto con el principal y el del Andador. La Torre de Doña Blanca tenía como fin defender el extremo sur de Albarracín. Fue construida durante el reinado de Jaime II de Aragón, en el siglo XIII.

Imagen de la Torre de Doña Blanca en Albarracín
Torre de Doña Blanca en Albarracín

Lleva ese nombre porque, según cuenta la leyenda, en ella se hospedó, y después desapareció, Doña Blanca, infanta de Aragón.

Durante el siglo XVIII fue convertida en biblioteca, del convento de Dominicos. Esta invaluable construcción fue restaurada en 2001, por la Fundación Santa María de Albarracín, recuperando así su arquitectura original. Hoy en día es un centro de exposiciones.

Murallas de Albarracín

Las murallas de Albarracín comenzaron a construirse en el siglo X, aunque las mayores obras y ampliaciones se llevaron a cabo durante el siglo XIV.

Fotografía de las Murallas de Albarracin iluminadas
Vista Nocturna de las Murallas de Albarracin iluminadas

Para llegar a ellas hay que subir una cuesta que comienza a la altura de la Iglesia de Santiago. La Torre del Andador es el sitio indicado para tener las mejores vistas, pues era el principal punto de vigilancia.

Un sitio que no puedes dejar de visitar.

Catedral del Salvador

Ubicado en el centro del poblado, esta emblemática construcción de estilo gótico, fue erigida sobre los restos de un antiguo templo románico del siglo XII.

Fotografia de la Catedral gestionada por la Fundación Santa Maria de Albarracin
La Fundación Santa María de Albarracin realiza las visitas guiadas a la Catedral del Siglo XVI

El actual templo comenzó a construirse en 1572. A comienzos del siglo XVIII se reformó su interior y se incluyeron elementos de tipo barroco.

Cuenta con varias capillas laterales pequeñas y una principal, el coro, y un órgano monumental impresionante.

En su interior, en la capilla de las Ánimas, existen pinturas murales que datan del siglo XVI, y que apenas fueron descubiertas en 2011, durante los trabajos de restauración. También alberga un retablo de Cosme Damián Bas, obra creada en 1566.

Casas y calles históricas de Albarracin, un rincón de magia y encanto

Albarracín, Monumento Nacional desde 1961, es sin duda un destino imperdible para los viajeros, con un destacado patrimonio cultural, que te cautivará.

Caminar y visitar las casas y calles históricas de Albarracin y empaparte de la historia que encierra cada muro y cada piedra, harán de tu viaje a este encantador pueblo una experiencia inolvidable.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here